Actualidad,  Inspiración

El bordado como medio de reivindicación

El bordado ha sido una labor asociada a la sumisión durante décadas. Fue una actividad secundaria introducida en el ámbito del hogar y realizada por mujeres para mantenerlas entretenidas y alejadas de los libros. Una actividad asociada a la feminidad y a la esfera doméstica.

Cuando la escolarización era cosa de hombres, muchas mujeres aprendieron a leer y a escribir a través del bordado, cuando practicaban dechados alfabéticos o bordaban frases. Además estas reuniones servían de pretexto para compartir lecturas. De este modo, las mujeres se acercaba a la esfera masculina, el intelecto, mientras estaban protegidas de las críticas gracias a la esfera femenina, labores domésticas.

Todavía en los años 60 las niñas aprendían labores del hogar en la escuela y en casa. Era una tarea tan importante como saber cocinar. Toda buena mujer debía saber usar una aguja y bordar con un fin estrictamente utilitario, decorativo y anónimo.

Poco a poco, con la incorporación de la mujer al mundo laboral se fue dejando de lado por falta de tiempo y porque las mujeres querían desvincularse de las labores domésticas.

Hoy en día el bordado se ha reinventado. Existe un auge de este pasatiempo laborioso y en muchos casos va más allá de la mera estética y busca reivindicar con mensajes de temática feminista y revolucionaria.

Bordados reivindicativos

A continuación te dejo una serie de imágenes bordadas que reivindican el cuerpo de la mujer, la feminidad y el empoderamiento femenino. 

Vagina floral por The Femme Bohemian
On Your Rags Bags por OkayMontana
Soy poderosa. Kit de bordado y descarga pdf por Montatela
My body is art por Anónimo
No por Hybel Stitches
Bitchin’ por Anónima
La FUERZA es la nueva belleza por Montatela
Dora por Giselle Quinto

Sígueme en las redes y comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =