Inspiración,  Salud

5 hobbies que te ayudarán a desconectar de la rutina

Es importante encontrar un hobbie que te ayude a rebajar los niveles de estrés. Ya te hablé de los beneficios que tiene trabajar con las manos. Para mi es terapéutico y sanador. Yo lo descubrí por propia experiencia. Puedes leer mi historia aquí.

En este post te hago un breve recopilatorio de 5 actividades manuales que he probado y que son una auténtica maravilla. Empezar a practicar alguno de estos hobbies te ayudarán a calmar la mente y desconectar de la rutina. 

5 hobbies que te sacarán de la monotonía

1. Cerámica

El contacto con la materia moldeable de la arcilla hace que te teletransportes a un lugar de auténtica calma en el que el tiempo se detiene.  Es un proceso lento y elaborado que requiere de varios días, el modelado, el secado, la cocción y después pintar y volver a cocer para vidriar. Es un proceso largo en el que consigues deleitarte en cada parte.

 Hace unos años me apunté a un taller de cerámica. Aprendí lo básico y empecé haciendo un jarrón con churros y acabé haciendo una colección de cacharros como cuencos, vasos y algunos elementos de decoración. Experimenté con distintas arcillas y técnicas de vidriado. La verdad es que fue una temporada de mucha paz. Iba a clase los viernes por la tarde, después de toda la semana trabajando. Para mi era como un punto y aparte para entrar al fin de semana sin estrés ni preocupaciones laborales. 

Piezas de cerámica por Almudena Pérez

2. Tejer punto o hacer ganchillo

Tejer puede que sea una de las mejores formas de meditación. La repetición de puntos hace que te evadas y entres en sintonía con el ritmo de tus manos. Es como un mantra mecánico que consigue poner tu mente en blanco.

En realidad no he tejido mucho. De pequeña sí que hice algunos trocitos de tejido y recuerdo haberme hecho una bufanda bastante corta, un poco torcida, con puntos irregulares, jajaja. Pero no guardo nada de entonces. Si no te lo mostraría. 

Ya de mayor no he vuelto a coger unas agujas. Algo de ganchillo si, pero cositas muy básicas. No he llegado a aprender nunca la técnica pero quien sabe, cualquier día me puede dar por ahí y empezar a tejer. 

3. Pintar figuras

Otra buena forma de mantener tu mente activa y alejada de los pensamientos recurrentes o maliciosos es pintar figuras. Es una técnica que requiere cierta habilidad y buen pulso, por lo que necesitas estar concentrado en el presente. Tu eliges el detalle que le quieres dar a las figuras y es una actividad apta para hacerla con niños.

Recuerdo que de pequeña durante una temporada me dio por pintar figuritas de escayola. Mi padre trabajó como escayolista y siempre teníamos material por casa. Recuerdo que mis padres nos compraban moldes y en casa los rellenamos y esperábamos impacientes a que se secara para poder pintarlas. 

Me encantaba tocar el molde y dejar huellas de mis dedos en la escayola cuando estaba fraguando y empezaba a subir la temperatura.

Recuerdo que mi hermano y yo pintábamos en silencio, muy concentrados. Debía ser un placer para mi madre tener la casa en silencio por unos minutos.

4. Bordar a mano

El bordado presenta muchas técnicas distintas y está abierta a la experimentación y el juego. Hace que ejercites la mente y esta se vuelva más creativa. Bordar a mano te da seguridad y sube tu autoestima. Ver como tus creaciones van avanzando de forma lenta, puntada tras puntada. EL valor del esfuerzo. La satisfacción que tienes al ver tu obra completamente terminada. Produce mucho bienestar a distintos niveles. Por eso yo la tengo en mi top five. 

Como no, a mi bordar me ha traído muchas cosas buenas. De pequeña apenas hice algunos dibujos en punto de cruz, cosas pequeñas que podía terminar rápido. Lo cierto es que fue hace poco más de un año que empecé a bordar y a comprobar por mí misma todos los beneficios de bordar a mano. 

Broches bordados. Taller online en streaming. Info aquí.

Puedes experimentarlo hoy mismo. Te invito a entrar en mi Instagram tv y bordar uno de los proyectos que he dejado grabados. Más abajo te cuento como hacerlo.  

5. Tapices y macramé

Es una técnica que se ha actualizado y se ha vuelto a poner de moda. El arte de hacer nudos entrena y da agilidad a tus manos y como todas las demás aporta muchos beneficios para tu salud.

El macramé también pasó por mis manos durante mi niñez. Pasaba horas subida en la casita del árbol haciendo mini soportes para macetas con hilos blancos de ganchillo. Viejas bobinas de hilo que tenía mi madre por casa. Las cogía y empezaba a enroscar cordones de hilo con uno de los nudos más básicos del macramé. Luego ponía macetitas hechas con tarros de yogurt y hacía que brotaran lentejas o garbanzos. 

También hacía pulseritas de macramé con hilos de colores para toda la familia.

Te invito a probar alguna de estas actividades manuales. Incorporarlos a tu rutina diaria o semanal seguro que te hará mucho bien. 

Ya sabes que puedes probar a bordar ahora mismo. Descarga los patrones gratis que encontrarás en montatela.es. Solo tienes que rellenar el formulario de acceso, confirmar tu email y entrar en descargas. Mira en este vídeo cómo hacerlo.

Y si te quedas con ganas de más puedes bordar conmigo en directo en mi próximo taller online en streaming. Dejo toda la información y el enlace aquí mismo.

Sígueme en las redes y comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *